domingo, 21 de octubre de 2007

JUAN ANTONIO CEBRIAN: EXITUS

Anoche, como todas las noches de Sábado te busqué con la ruedita de mi pequeña radio y no te encontré. Maldije a mi viejo aparato o a sus desgastadas pilas o a un fallo en la comunicación, pero no pude encontrarte.

Salté de emisora en emisora buscando abrigo para mi insomnio y todo aquello que escuchaba me sonaba a sabido. Llegúe a la SER y ahí recibí el primer mazazo. Hablaban de los familiares de nuestro compañero Juan Antonio Cebrian. Minutos más tarde ampliaron la noticia. El Cebri había fallecido de un infarto esa misma tarde y me había dejado viudo de radio. Fue mi compañero durante 17 años de comunicación en estado puro. Ese hombre que hizo que Wifredo el Belloso fuese tan popular como el Capitán Trueno o que sin él, Juana la Loca fuese un personaje olvidado. Encendí la luz y las invisibles ondas de la radio se tornaron grises encima de mi cabeza y descargaron un llanto inconsolable hasta que vi flotando mis zapatillas alrededor de la cama.

Me levanté empapado y allí permanecí, sentado en mi sillón, pidiendo explicaciones a dios o al diablo. Solo un tipo de su envergadura cultural y humana podría ser deseado por ambos, tanto, como para llevárselo así, de un gañafonazo traidor que le partió en dos su generoso corazón.

Es día de luto en para la historia, lo paranormal, la ciencia, el medio ambiente, la música y el comic. Todos los que amamos "La Rosa de los Vientos" estamos desolados sin ti.

En los hospitales, a los fallecidos se les llama EXITUS, es decir que han salido. Sin duda tu salida ha sido por la puerta grande. Te echaré de menos, tanto, hermano Cebri..

5 comentarios:

Carmen dijo...

No lo sabía. Me he enterado por ti.
Juan Antonio me ha acompañado en mis insomnios y en mi terrores nocturnos.
Admiraba a Juan Antonio. No sé qué más decir. Ahora estoy triste, eso es todo. Me quedé sin su voz.
Nos quedamos sin La Rosa de los Vientos. Y sin Juan Antonio.

batanero dijo...

- M.: ¿has oido a Carlos Herrera?, dice que Cebrián ha muerto.
- B: ¿en serio?, hace poco Polanco y ahora su delfín. Qué incorrecciones tiene el destino.
- M: no, Cebrián el de Onda Cero. Juan Antonio, de La Rosa de los Vientos.

Qué putada...

el instigador dijo...

Ya solo te falta explicarme quienes son M y B

batanero dijo...

a M le gusta escuchar la radio a primera hora de la mañana; yo me engancho un rato después, en el coche...

maría mariuki dijo...

Descanse en paz.