sábado, 24 de noviembre de 2007

LA SIMPLIFICACION SIMPLIFICADA

Llevaba varios días escribiendo sobre una forma de vida por la que he optado y que me está dando buenos resultados. La llamo la teoría de la simplificación y es algo tan sencillo como subrayar un libro, separar la paja del grano, o si se prefiere, pelar la pava sólo con aquellas que tenga posibilidades de llevarme al huerto. Esta misma tarde estaba terminando de darle forma y lo imprimí para verlo escrito. En eso estaba cuando pasó mi sobrino Vicentito, miró el papel y me dijo.

- Tío, ¿Puedo leer eso que estás escribiendo?
- Claro, Vicentito.
- La sim-pli-fi-ca cion. ¿Qué es la simplifi-cación?
- Un método que uso para que las cosas sean más sencillas.
- Pues si para explicar lo que es sencillo necesitas 5 hojas, Cuántas necesitas para explicar cosas difíciles?

El cabrito del renacuajo me acabada de fastidiar una semana de esforzado trabajo con el que pretendía, desde mi turbia mente, resumir los males del mundo reduciéndolos a la anécdota. La cosa iba de malmeter a los periodistas con pluma fina pero opinión vendida, rebatir teorías conspirativas, e incluso una entrevista falsa con Al Gore, que caía en mi trampa y reconocía que, después de todo, el primer malandrín era él por contaminar más que mil de sus congéneres. Tengo que rescatar de la papelera un trozo de dicha interview que dice:

- Mr. Al Gore. ¿Sabe Vd, algún idioma, además del Inglés?
- Yes, No. I mean, un poquito españolo. Busqué traducción mi nombre en buscador de casa blanca, Whity buscador, you know, y puse Al Gore y no salir nada. Then puse Al y salió Al "Capone": mafioso. Luego, puse Gore y salió truculento, por lo que mio nombre en españolo es "mafioso truculento" No saber qué es pero suena muy funny, chistoso.
- Pues se lo podría traducir en nombres y apellidos, pero mejor lo dejamos por hoy.

¿Qué hacer cuándo determinada televisión te produce gases? Dejar la tele flatulenta. ¿Si alguien quiere arruinarme el día con chismorreos y malas intenciones? Le despido con una sonrisa y un amable “vete a tomar por saco” que a sus oídos suene como si le estuviera instigando a retozar con una rubia con dos pechos disparatados.

Ahora sé que aprendo más tomando un café con un viejo que con dos meses en la universidad, que lo superfluo no me llena, que prefiero un vino magnifico al mes que treinta malos y que la calidad es mucho más importante que la cantidad, incluso para el amor.

Resumiendo mi teoría, en esas reuniones donde la discusión alcanza un tono furibundo recurro al mismo argumento. Callar y si me preguntan, respondo lacónicamente: No puedo opinar, porque no conozco el asunto a fondo. Recuerdo que me invitaron a esa reunión pero no pude ir porque tenía la agenda muy apretada.

Entretanto, solo deciros que no deseo ferraris ni chalés, que los lujos dejan de serlo cuando se convierten en algo cotidiano y que soy bastante feliz, así simplificando mi vida. Aurrevoire

PD. Las cinco páginas no irán a la papelera. Me esforzaré un poco y haré un libro de autoayuda para forrarme un poco y comprarme un Porsche que me mola, ¡Nos ha jodido!

18 comentarios:

batanero dijo...

Mientras te leía he adivinado que lo que quizás tengamos en común sea precisamente ese modus vivendi de la simplificación. Método que si no has patentado aun, lo haré yo para comprarme con los beneficios que reporte un minipiso en Manhattan o un barquito velero (pues si que pides tu poco con lo del porsche).

Huir de las malas noticias, de la discusión encarnizada, de las penas sin gloria... no es mal método para comenzar un lunes. Gracias por concretar.

Saludos

El Instigador dijo...

Podemos compartir la patente, y por lo tanto el minipiso en Manhattan. El título podría ser Simplifica tu vida. Aprende a decir NO.

Lo malo de esto es que la gente deja de tomar higos chumbos, que le estriñen, después de haberse operado de almorranas. Pero si, me apunto. jeje

Saludos, compadre

SOLOYO dijo...

Uf, no puedo estar más de acuerdo! Lo que le gusta a la gente complicarse la vida!
Bueno, me presento, he entrado a cotillear porque he visto que comentabas a mi amigo Raindrop.
Esto tiene buena pinta. Vendré más a menudo.
Besos.

Carmen dijo...

Hace tiempo que intento practicar esa filosofía. Entreno con regularidad, y aunque me cuesta (ya se sabe que las de mi género tendemos a la complicación por naturaleza) cuando lo consigo, parece que la vida mejora medio punto. Es tal el entusiasmo que me embarga que no puedo por menos que difundir mis escasas experiencias y fomentar esta doctrina entre los que me rodean. Con los amigos (machos) no tengo problema, abordais la simplificación con una facilidad similar con la que aprendeis a conducir o a manejar videojuegos; con las amigas la cosa se complica, sobre todo porque mis buenas intenciones no son tomadas como tales al llegar al tema "relaciones". Es decir, cuando una de mis amigas me pregunta "¿pero por qué no me llama?" y yo, simplificando, le digo "porque no le gustas", tengo muchas posibilidades de devaluar mi imagen ante esa persona, con lo cual, nunca jamás volverá a preguntarme insensateces... Oye ¡pues claro! ¡¡de eso se trata!! He tenido que soltar todo esto para enterarme. En fin, en vista que no se me da muy bien seguiré entrenando.

Un abrazo y recuerdos a Steve.

SOLOYO dijo...

jajaja, Carmen. me ha encantado tu manera de simplificar.

SOLOYO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiketä dijo...

La verdad es que lo de simplificar es algo sensato, más en los tiempos que corren.
Lo que va muy bien es el conformismo. Unas pequeñas dosis de conformismo hacen de tu vida algo bonito y por lo que vale la pena ser feliz.
Cuando uno desea más de lo que tiene con demasiada avaricia, llega un momento que conseguirlo es un reto para el ego, deja de ser una ilusión.
Simplificando, ponerse las metas adecuadas te hacen sentir a gusto con la vida que llevas.
Un saludo

El Instigador dijo...

Batanero: En ese comentario turbio y sucio que hice, me refería a que mucha gente llega a esa conclusión después de tener un desagradable indidente y lo hacen por prescrición facultativa.

Soloyo: Gracias por tu paseo y ven cuando quieras. Es como tu casa, pero sin gatos.

Carmen: Eres la primera mujer bandera que admite que sus congéneres son complicadillas de entender. ¡Pero no tanto! Escucharos, animaros y acariciaros es suficiente para que estéis de dulce. ¿O no?

Steve: ilocalizable.

Saludos

El Instigador dijo...

Xiletä: Ambicionar cosas que te propocionen placer de verdad. Ese gustillo interior que da tener 100 canciones favoritas en vez de 40.000 que no te dicen mucho. Algo así.

El Instigador dijo...

No he suprimido ningún comentario. ¡Faltaría más! Aquí se puede largar a discrección.

batanero dijo...

Te entendí compañero...

Pero dos de las propuestas que das a Carmen para que las señoras estén de dulce no las entiendo... (risas).

Me di cuenta que comenzaba a simplificar e interpretar mejor el patio cuando deje de trasnochar a la espera del acontecimiento extraordinario que jamás llegaba; cuando me di cuenta que las mujeres que me interesaron, siempre las conocí como mínimo con luz de mediodía. Fue toda una liberación y mi cuerpo lo agradeció. Supongo que esta decisión, más que por simplificación elegida fue como dices por la imposición de la madurez.

A veces la simplificación consiste en decir SI, que en eso de los cojones hay también un atajo importante para llegar al mismo sitio.

Un abrazo compadre.

PD: Nos vemos en Manhattan.

El Instigador dijo...

No me hagas caso. Estaba mi propia vigilándome y no era cuestión de alterar el orden.

El SI es tan importante como el NO, pero, para gente como yo que hemos tenido agujetas en la condescendencia, el SI era lo habitual. Ahora me reparto más y me va bene. ¡De momento!

Saludos.

Carmen dijo...

Batanero, ¡qué suerte tienes! a la luz del día nada más y nada menos. En los últimos años, tengo que salir del país para encontrar a quien interesar y que me interese. O bien a los españoles no les gusto o el mal de ojo se limita sólo al territorio nacional.

Instigador, lo de la complicación femenina yo creo que ya debe estar asumido hasta por las feministas más feroces. Me baso en la experiencia propia y en la ajena.

Un abrazo y recuerdos a Steve, que por eso que es guiri lo mismo me hace caso.

raindrop dijo...

Aunque parecen sinónimos, ¿hay diferencia entre "simple" y "sencillo"?

Pero para el título no valdría, eso sí, porque "la sencillización sencillizada" suena fatal ;)

saludos

El Instigador dijo...

Carmen: Yo creo que Batanero luce más de día porque debe ser de alma blanca, pero no te lo aseguro. Las hembras, como las peras de agua. Nunca sabes si cogerlas verdes o maduras. Siempre son una sorpresa.

Raindrop: El diccionario tiene una acepción de sencillo en simple, pero no al revés. Para mi son muy diferentes: Jugando al black jack utilizo simple cuando, pudiendo doblar la apuesta, no lo hago y "sencillo" es lo que digo cuando saco 21. O algo así.

Te estaré vigilando.

Saludos.

batanero dijo...

Carmen: será que por la noche todos los gatos son pardos y encima soy miope. En todo caso mi interés diurno no siempre tuvo resultados favorables, que hay de todo en mi cuenta de resultados.
Seguro que en el plano internacional eres más eficiente porque simplificas lo necesario.
Recuerdos a tu primo ¡el científico del blanco y negro!

Instigador: lamento decirte que de alma blanca tengo pocas cosas, lo más sepulcro blanqueado. Ya sabes, me veo en el limbo...

Abrazos

El Instigador dijo...

Batanero: En tu caso se llamaría sepulcro enjalbegado, con esa cal luminosa de tu andalucía.

maría mariuki dijo...

No si lo de abandonar el lujo es como todo, relativo.