jueves, 29 de noviembre de 2007

UN CUENTO CHINO

No es cierto que mis relatos los escriba un “negro” contratado a tal fin, pero reconozco que tengo en nómina a un chinito vietnamita que me corrige el estilo y proporciona a mi fofa prosa el verde antipirético del arce de las montañas, el estimulante poder del ginseng rojo y el tono multicromático de las orquídeas salvajes. Jochimín, que así se llama mi pequeño estilista ha entrado en un estado melancólico, quizá algo depresivo porque piensa que le estoy engañando con el salario y que merece una mejora sustancial en sus emolumentos.

Pienso yo que el pago no es escaso pero tal vez debería cambiar la divisa en que le remunero y darle euros en vez de guanes de su país, con los que en esta españa cañí y atrasada no puede comprar el kilito de arroz SOS ni las bolsitas de te jazmín que tanto le gustan. Está claro que la occidentalización del proletariado asiático ha cambiado su perspectiva vital y pretende chantajearme diciendo que el arroz partido que le proporciono gratis total, habitualmente usado en la alimentación de nuestros queridos canes, se le queda blando al cocer y hace imposible la difícil empatía comida-palillos necesaria para su alimentación.

Le propuse la cuchara como remedio a sus males y le hice una demostración de uso tomado de su cuenco algo parecido a un arroz con leche desvahído, algo así como una "ratau perifoie" albina que pudiera servir, tanto de alimento en el corredor de la muerte donde no prima el aspecto ni la nutrición, como para sujetar dentaduras postizas. No tenía mala pinta y decidí, en aras a que entendiera su funcionamiento, introducirlo en mi boca. Al instante comprendí el significado de la frase “purga de benito”, aún desconociendo quien pudiera ser el susodicho individuo. Mi querido Chimín se negó en rotundo a utilizar artilugios cóncavos para la manduca porque podría cabrear a algún dios pagano, tan tiquismiquis ellos.

Es por ello que le he propuesto que escriba un breve relato, bien remunerado con los beneficios que adsense proporciona y que se repartirán a diez-noventa. Diez por ciento para el creativo y noventa para mí por el gasto que me supone contratar el oneroso espacio web que pago y que me deja la cuenta como una sucesión de conjunciones copulativas. Ni euros Ni dólares Ni puñetas.

Os dejo en manos de Jeremías Guaa, su nombre artístico en Español. Solo Buda sabe porque eligió tan profético nombre.


课•程•背•景前

人员,是客户了解我们最初的窗口,其言行举止与综合素质,将是公司形象直观
前台接待礼仪看似微不足道,实则十分重要,但现实中,绝大多数前台人员没有
练,将无法从全方位角度认知自己工作的重要性;在所从事的工作中感觉缺乏理论支持;工作中总是被动行事,不能主动掌握工作节奏;想努力提升工作的效益,但却不知从何处下手,如
何节省;这些都是每个前台人员所面对与困惑的,如何把握正确方向从而迅速提升自身职业素 养,成了我们必须面对与解决的课

Como podéis observar cada línea consta de dos hemistiquios marcados por una fuerte cesura, en cada uno de los cuales hay dos sílabas tónicas separadas por dos átonas. Esta estructura acentual tan marcada hace que el escritor deba en muchos casos modificar la sílaba tónica de algunas palabras, según las figuras retóricas de la sístole, utilizando una lengua literaria que se desvía de la natural.

Dada la concisión y su evidente valor literario ruego a los lectores que postuléis a Guaa como próximo premio Planeta. Hemos firmado un contrato en el que le pagaré, si gana, cien mil europesos mejicanos que me sobraron del jonimun cuando Cancún tenía solo un hotelito llamado Hostal Los Tórtolos.

20 comentarios:

batanero dijo...

Creo que para que te gane un premio Planeta deberías ajustarle la trócola y cambiarle los pistones al chino vietnamita ese porque su hemistiquio izquierdo está soltando aceite. Y que deje de beber licor del lagarto y se macoquée como todo cristiano decente.
Te está engañando, porque con lo que saca del diez por ciento que te roba del adsense se va de fiestas nocturnas con el perrito pancho.

Que disfrutes de tu fin de semana.

PD: para reducir los costes de producción con los que te perjudica el chino, puedes sustituirle el arroz partido por alpiste sin bolitas.

cruzcampo dijo...

:) Muy bueno. Conoci a un amigo que habia vivido en Shangai y volvio a Europa enloquecido. No todo el mundo soporta las sociedades asiaticas. Sin embargo, se ve que al reves no supone para ellos tanto problema.

raindrop dijo...

Y yo, sin saber chino... cachis!

saludos

Carmen dijo...

Pues yo... sinceramente. Prefiero un negro (y no me pregunten porqué).

Abrazos múltiples

SOLOYO dijo...

JAJAJA. Estás fatal de lo tuyoooooooo!!!!!!!!!!!

Xiketä dijo...

Yo sé de una historia en la que varios europeos decidieron un dia irse a la China a ver qué se cocía po allí. Inteligentemente se dieron cuenta que por dos puñados de arroz (de ese que cuentas) los chinos se pegaban unas "panzás" de currar increíbles. Y los europeos vieron la luz!
Durante varios años los chinos han acaparado casi totalidad de la producción de varios mercados (textil, cerámico, etc). Mientras los europeros se llenaban grandiosamente los bolsillos, los enriquecidos chinos pensaban con la cabeza agachada...."reiros, reiros".
Olvidandonos que en China tienen una gran capacidad mental, les estamos dando en bandeja TODAS las claves de nuestra economía.
Y llegará el día (que ya se acerca) que los chinitos dirán: "Uyyy, si nos hemos dado cuenta de que podemos controlar varios sectores...pues nada, ahora ya no vale 10, ahora el precio lo pongo YO, y si quereis, a pasar por el aro..."
Y los europeos que vieron la riqueza en la explotación y en la subestimación, se quedaron pobres y dependientes...de los chinitos que comían arroz.
FIN
Un saludo

batanero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
raindrop dijo...

Después del comentario de xiketä, repito (pero ahora con angustia):

¡¡Y yo, sin saber chino...!! ¡¡rediez!!

El Instigador dijo...

Batanero: Le comenté lo de la trócola, por ver que opinaba el hombre, y me respondió que si la tlócola ela de nalanja o de limón.

Lo del alpiste lo acepta, pero de postre.

Un abrazo.

Cruzcampo: Es que ellos viven aquí pero están allí. Curran, curran y nunca sabes en que lo gastan porque no están en el pryca ni tomando cañas. A algunos, bastantes los he visto en las tragaperras y el casino. Será porque yo andaba por esos sitios..

Saludos.

Raindrop: Es que si supieras chino ya serías la bomba.

Carmen: Pues porqué va a ser. Porque tu a los chinos les ves como del siglo 10 u 11 y a los negros como del 20 o 21. Es un suponer mío.

Basos, guapa

Soloyo: En efecto, cada vez peor. Esto va a ser que me paso con las galletas "maria"

Saludos miles

Xiquetä: Los primeros bancos mundiales son Chinos. Se lo comerán todo en poco tiempo.

Besos.

Y que no suprimo comentarios, leñe.

El Instigador dijo...

Raindrop: De verdad, no te quedes con las ganas. Aprende chino, hombre, pero acierta con el tipo que lo mismo aprendes mandarín y luego se lleva otro. Pero si quieres un consejo ahí lo tienes: Si de verdad te quieres comunicar bien con los chinos, aprende inglés malo. moni, bisnes, tueni dolar y gif mi prais for faif zousan. Como la seda, muchacho. Abrazos.

batanero dijo...

Disculpad; el que eliminó un comentario antes fui yo, no el autor del blog. Es que quise comentar en chino, pero cuando ya tenía mas de una cuartilla escrita, me he dado cuenta que olvidé poner las tildes y un par de rabos a la C, con lo que decidí anular el comentario al no encontrarlo del nivel de este espacio, ortográficamente hablando, claro.

El Instigador dijo...

Amos Amos. A mi se me pasan como a todo el mundo y más cuando hago comentarios que voy deprisa. Aquí se perdona todo.

Saludos

Daniel dijo...

Caray, eres un muy habil escritor. Tu elocuencia me fascina y tu amplio vocabulario me hace babear. Disculpa tanta lisonja, pero la verdad es que disfruto mucho leyendo tu "bloga", asi como las de tus varios amigos. Un saludo.

Carmen dijo...

Instigador, yo también lo decía por la cocina. Donde se pongan la salsa y el merengue que se quite el arroz con curry y el cerdo agridulce.

;)

batanero dijo...

Reconozco que tengo algunos problemas con la cocina internacional... y no es cuestión pigmentaria ni de aromas exóticos, sino de idiomas; que me encanta parlotear mientras como, y claro... no se me entiende nada.

El Instigador dijo...

Daniel: Gracias por el comentario. Me siento halagado. Pasaré por lo tuyo a descubrir nuevos sabores mejicanos.

Carmen: Yo tampoco soy de rollitos y salsa de ostras. En cuanto al baile, mi estilo solo triunfa en las fiestas infantiles donde se despiporran de risa de lo mal que me muevo al son de los lunnis.

Batanero: Esto viene al caso. Una vez en Amsterdam entré en un chino, donde la carta estaba sólo en chino. Apunté al medio con el dedo, la camarera me sonrió y vi que sacaba de una pecera un pez vivo, le machacó la cabeza con un mazo y me lo sirvió crudo, calentito todavía. Pagué y me largué ipso facto. Desde entonces lo chino me da pesadillas que se muerden la cola.

Un abrazo.

SOLOYO dijo...

Uy seguro! Las galletas María llevan existiendo tanto tiempo y son tan clásicas y sosas que da igual que produzcan unas nuevas, seguro que no puede ser bueno avanzar tan poco... jejeje. Eres un amor!

raindrop dijo...

jajaj ¡vaya con la cocina china!
Recuerdo que en el laboratorio del instituto había algunos frascos con animalejos conservados en formol. La primera vez que entré en un restaurante chino (y casi la última), cuando vi el licor de lagarto y otras lindezas semejantes allí expuestas pensé que alguno de esos chinos había desvalijado el viejo laboratorio del instituto... ¡y qué bien disimulaban!
ay, las porquerías que se bebe la gente...

abrazos

El Instigador dijo...

Raindrop: Yo cuando vi al bicho metido en la botella, y más aun, cuando vi a la gente que se lo tomaba empecé a pensar que la gente era gilipollas, pero resultó que solo eran snobs.

Saludos

maría mariuki dijo...

Ahora entiendo el refrán "Trabajar como un chino".