viernes, 28 de noviembre de 2008

EL VIJILANTE


Jenaro Jeringa al aparato. Esta vez no ha sido fácil convencer al Instigador para que me ceda su espacio. Accedió cuando le dije que había cambiado de profesión ya que en el centro de día se había planteado un ERE al que me acogí gustoso, pillando algunos monises y unos meses en el paro del que me han sacado por huevos. Ahora ejerzo de vigilante en una obra donde la misión es evitar que los cuatreros me despabilen los ladrillos, yesos, aperos y sanitarios que, depositados al socaire tras un muro de ferrajes, descansan a la vista de sacres y mecheros que los rapiñan en un tris y te apiolan con una fusca del ventidós si te pones gallo y les haces frente. Nada de eso, que la paga no da para jaquetones y la única herramienta que me dan para el curro es una porra de manguera flácida que no haría daño ni a un borrego recién esquilado y una linterna de petaca que alumbra lo justo para abrir latas sin sajarme los dedos y con la que llego a distinguir si los bultos del fondo, son dos pomelos o las tetas del poster, cuando la pila es nueva.

En una zona industrial, donde las naves han dado paso a los edificios de apartamentos, las obras se reparten por doquier y todas ellas tienen su guardia. Cuando vi que yo era el único que no era gitano y eso podría colocarme en desventaja, me pasé con el autobronceador, dejé que las patillas me llegaran al gaznate y coloqué, cual torero, un largo mechón de pelo amarrado con cola de carpintero que me da el aire de uno más de esa etnia de tocadores de maderas, palmas y cojones, que viven en las casetas de chapa con la alegría de un bombo en Semana Santa, con sus fuegos a la puerta y la plasma a todo trapo.

Me inventé una identidad inconfundible, - Salazar – y me hice pariente en un minuto, del Cigala, de quién me sé algunas coplillas que me niego a tocar o palmear porque en aquel accidente se me quedó la mano tonta, no vaya a ser que por gil me descubran lo payo y se me joda el invento. El habla no es problema porque, siendo mi padre de Cádiz y simulando una ganga gutural que me sale fetén, chamullo una jerga imposible que les da pena y me dan palmadas en la espalda, tranquilizándome, y me invitan a buches de tinto para aclarar el habla y despertar el entendimiento. He llegado a tal compadreo que paso más tiempo en el bar Pilichi que en el tajo, porque me vienen a buscar, me sustituye alguno de sus churumbeles y todo está en orden, que para eso somos todos de la familia. Empiezo algunos chistes que nunca termino, porque se deshuevan de la risa y dejan rondas a deber hasta que el capataz llega con el sobre, el treinta, liquidan la cuenta y vuelta a empezar.

El gilipuertas de mi hermano, que es picoleto, pasó el otro día a saludarme vestido de oliva y con la luminaria del coche encendida. En dos minutos se me llenó la obra de paisanos mirando por la valla, sin atreverse a entrar, que los civiles son el demonio, y en un acto de compasión, después de echar yo un dospapeles y él una mano de birras, apesadumbrado por mi aspecto y comprendiendo mi drama , salió escopetado, como jiñado de la jindama ante un gitano de tronío que no se arredró ante el tricornio, y de esa manera me convertí en un ídolo.

Mis parientes aplaudieron y me ofrecieron un homenaje por todo lo alto con botellas de cava, rumbas y bulerías. Incluso Moisés, el patriarca, arrancó por peteneras, se trabucó con la dentadura postiza al punto de penetrarle en el coleto y ante el espanto general, no tuve más remedio que meter los dedos para que no se ahogara, pobre de mí, que ahora llevo vendados por lavarlos inmediatamente con aguafuerte.

Para mayor realismo, inspirado en un cuadro que vi en el MOMA, he colgado un cartel que aclara la procedencia, profesión y no he puesto que tengo canes salvajes porque los chuchos que merodean tienen menos carne que dientes, se tiran al pan como si fueran torreznos y se les pone cara de idos cuando huelen un pellejo de chorizo. Las obras están paradas pero seguimos cobrando, no sé hasta cuando, y si nos quedáramos en el paro, siempre habrá algo que vender, que de material está esto lleno.


Si pasan, no duden en llamar. Se aceptan presentes en estado líquido con tendencia a la evaporación, que no llegará al caso, o sólidos de fácil combustión que se puedan liar con papelillo. Por razón de camuflaje perfecto, aceptaría en préstamo un mercedes grande o una furgoneta de gran tonelaje con capacidad para varios quintales de fruta o un muestrario completo de fajas de temporada. Imprescindible con gran aparataje musical.

Esto es vida y no la que me dieron los viejos.

Feliz Navidad a todos.

23 comentarios:

S.C. dijo...

Buen curro te has buscado, Jenaro, plimo, ay.

Mañana si vasn al aniversario del Clandestino, nos tomamos unos buches.

Carmen dijo...

Jai primo,

Que cualquier mañana de éstas que paso al sol le veo con la frogoneta y un cargamento de bragas finas a granel. Prometo comprarle varias a 3 euros.
Pásese más a menudo por la chambre del Instigador, que tiene usté más jarte que la varita del Jarripote.

Besos rumberos

PD: En cuanto invierta el paro a plazo fijo le contrato como de guardaespaldas y así se hace usté Vijilante de la Paya.

Xiketä dijo...

Pues Feliz navidad, Jenaro!!
Que te vaya muy bien en tu curro, que si algún día pasase (que no creo) por casualidad, tranquilo que te llevaré un par de bricks de sangría Don Simon pal frío.
Que la furgoneta que tengo, no tiene radiocassette, asi que me parece a mi que no te va a interesar.
Besos y que cunda!!!

mangeles dijo...

Jejje...si señor Jenaro..tal cual lo vivo yo todos los días en mi despacho de abogados de Madrid..ERES....VIGILANTES DE OBRAS....buscavidas....todo todo igual....

BESOS DE FINDE

EL INSTIGADOR dijo...

S.C. : Me pillas en SG, listo para tomar un copetín en el Clandestino.

Hasta ahora.

La Calmen: que ya no vendo bragas, mire usté, que me las devolvían plobadas y no ganaba pa conejos (de lejías..no me piense mal)

Estoy probando ahora con una fruta nueva. La mandarizana. He robao un par de sacos de cada, lo arrevuelvo todo junto y puñao cogío, puñao pesao.

Yo por ustes me vestiría de sargenta de la guardia civil y le cobraría solo el convenio+las horas+la peligrosidad+avituallamiento. Regalao, oiga.

Besos

EL INSTIGADOR dijo...

Xiketä: no se me ofenda, pero en vino, lo más parecido que tomo a Simón es Ramón, y tiene que ser de Bilbao. Gracias por la furgoneta, pero tienen que sonar los chunguitos y camarón como si estuvieran tocando dentro.

Besos, guapa.

Mangeles: Así que abogada. Ya sabrás entonces que estos chicos son muy suyos.

Te deseo un gran Fin de Semana (lo que queda) y esperemos que no me nieve mucho que no tengo cadenas.

Besos

Zafferano dijo...

Pos felicidades don vijilante! desde que encuentre un sólido de fácil combustión pasaré a llevárselo como presente. Y no se preocupe, lo envoveré en cualquier papelillo que tenga por casa. Corrija el cartel, jitano se escribe con J...

Un besote!

mera dijo...

Jenaro, mira que tu hermano es tan tonto, que paice payu. Mira queres apañau, 'nla casa tocoma siemple, tlabajá nesgunu, comer tos.

SOLOYO dijo...

Por un momento justo creí que con tanta jerga no iba yo a entender al jeringa, pero fíjate que me introduje rápido en el juego y comprendí perfecto al bueno de Jenaro, tanto en lo que es la jerga como en lo que al arjumento se refiere... jejeje...

Sabes lo que ha faltao? Poner gitano con j que es mu habitual en esos carteles, y otra cosa importante, explicar por qué son todos gitanos, que manda huevos la mafia que se han montao!

Tormento dijo...

Qué dominio de la jerga, qué buen rato!!

Yo tengo un Jenarito de once años que no le sale de los calandracos aprender a leer.
Le he dicho que no podrá llevar el Mercedes del agüelo, porque no podrá sacarse el carné si no lee.
Dice que su agüelo no tiene carné y que nunca le han ponío una multa. Que le ponga más restas, que es lo que "nesiito", que debe ser algo necesario, vaya...

Ay, qué bien una sonrisota al final del día, paaaayo!!

Un beso :)

EL INSTIGADOR dijo...

Zafferano: el cartel no es mío. Pasaba con el coche y tuve que parar a hacerle una foto con el móvil. Si vuelvo buscaré al jitano para apercibirle de su falta.

Besos

Mera: No pue uno ni fiarse de la familia, mira que salirme picolo con la tirrias que les tengo..

Abrazos.

Soloyo: me alegra de que te hayas enterado. Debo ser un tanto lumpen porque me salen las historias de gentuza mejor que las de santos.

Te digo como a Zafferano. El cartel está como está. Paré en doble fila para hacerle la foto y casi me cuesta una multa. Gajes del periodismo de investigación más atrevido.

Besos y más enhorabuenas.

Tormento. No te creas que es tanta jerga. El 99% de las palabras están en el diccinario. No sabía que te dedicabas a desasnar, pero lo de la resta es normal. Los gitanos, en su afán de trabajar poco prefieren restar propiedades a sumar conocimientos.

Besos, guapa.

raindrop dijo...

jajaja qué control del palabrerío ;D
Espíritu gitano, eh?

Siempre me ha hecho gracia esto de poner al zorro para cuidar del gallinero. El día que se vuelva a amontunar te quedas sin la volatería.

abrazos

caperucita dijo...

Sí, es mejor meter al zorro en el gallinero. Te robará una gallina pero a las demás ¡ni Dios las tocará!. me reí con el relato.

caperucita dijo...

Sí, es mejor meter al zorro en el gallinero. Te robará una gallina pero a las demás ¡ni Dios las tocará!. me reí con el relato.

Avellaneda dijo...

Pues qué quiere que le diga estimado Jeringa, que ese trabajo que se ha buscado no está del todo mal. Lo malo el tener que pegarse todos los días los pelanganos esos en el cogote. Que no lo ha dicho pero igual ha hecho lo propio en el escote no? ¿Se compró cadena de oro con la cabeza del Cristo de 3 quintales? Eso es IMprescindible

Que me he reído un rato largo, caballero y que me sigue alucinando el dominio del relato que usté tiene. Si señor

Un beso, compañero!!!

isolatednought dijo...

La foto del encabezamiento del blog (que sé que andabas buscando una - y yo te debo otra- )me parece muy buena...
El relato...qué decir, como siempre XD!
y gracias por la descripción de mi blog a la izquierda, es todo un halago!
Feliz Navidad.

Carmen dijo...

Jeringa, dígale al Instigador que ha reaparecido el vértice que faltaba.

Él ya sabrá a qué me refiero.

Y es que... vivo sin vivir en mí de alegría.

EL INSTIGADOR dijo...

Raindrop: Que va, a mi no se me amontuna naide.

Fuerte abrazo.

Caperucita: bienvenida. Supongo que lo hacen por eso. Ya que me van a robar, que me robe uno.

Besos

Avellaneda: el pelo lo tengo solucionado con unas extensiones de crin de caballo. El pecho lo tengo bien poblado, de hecho lo cambiaría por el de la cabeza. Camarón, no, leñe, que soy del Cigala. De ese tengo una estatua de escayola pintada con purpurina dorada que ha quedado niquelá.

Besos

Isolatednought: la foto, como me gustan las luces...pues..pongo luces. La tuya ya la trabajaremos. La descripción hace honor a tu estilo. No vi nada semejante. Me gusta la innovación y el descaro.

Fuerte abrazo.

Carmen: Recibí el comentario en un taxi y ya le he restituído en el link. ME he puesto muy contento. Ahora solo falta que abra el pico.

Besazos.

amigoplantas dijo...

Muy experto te veo en eso del "automarketín"

Lo primero venderse uno mismo, que todo lo demás se vende solo

d2 dijo...

¿Estas seguro que el instigador este no es gitano? Es que escribe exactamente igual que hablaba el del desguace de Altea que te timó con las piezas del mini… Es que si no es gitano el tío, ¿te das cuenta que dominio tiene del lenguaje? Él si que puedes ser el personaje que quiere en un libro… ¿te das cuenta? Claro, lo mandé a la mierda… Un abrazo enorme, Gracias por el rato, me ha encantado todo menos los comentarios de este….

EL INSTIGADOR dijo...

Amigoplantas. ¿Automarketin o una manera como otra cualquiera de sacar adelante una historia?

No me preocupa demasiado la cantidad sino la calidad.

Abrazos.

D2: No. No es gitano pero parte del lenguaje viene de su lengua y siempre me han gustado las jergas.

De lo último no he enterado mucho, jeje.

Un fuerte abrazo, tio grande.

caramelo dijo...

me quedo muda con tanta palabra, tanta facilidad, tanta labia! Iba a proponer un brindis en el Pilichi, pero no, me da susto de no poder alcanzar tamaño vocabulario y parentezco.

Desde aquí, bien lejos nomás, Jenaro, salud!

un abrazo,


PD. ¿Navidad ya????

maría mariuki dijo...

Muy divertido. Mucho me temo que ya quedan pocos de éstos personajes por el suelo patrio. En cinco años todo al carajo.