domingo, 3 de mayo de 2009

REFLEXIONES

Algo más de un mes alejado voluntariamente de mi blog y alrededores. Resulta que un día, no sé cómo ni por qué, decidí dejar de escribir en este cubículo. ¿Desilusión? Seguro. Si algo en lo que pones parte de tu alma no progresa, termina por agotar. Quizás he puesto demasiada fantasía en esto. Prestidigitador de mis estadísticas, asumía como estancias, rápidas pasadas por la meta hasta que San Google me lo explicó. Aquellos que llegan a tu casa, son, la mayoría, hijos de la nada. Engordan tus gráficos de calorías vacías, como el alcohol. Llenan la panza pero no alimentan. Visitantes de verdad, de los que leen tus desvaríos, tienes muy pocos.

Renegué del medio porque daba todo lo que podía. ¿Acaso se puede pedir más al que lo da todo? Depende del objetivo. Si el objetivo es pasar por la vida como uno más, no. Claro que no. Pero en mi connivencia con la vanidad del halago pasaba las semanas en el limbo de las 25 visitas diarias como si fuera el objetivo a llegar. Y lo conseguía. ¿El último fin? Escribir en otro lado. Llegar a más gente, más visitas, más posibilidades de que alguien te diga. Tio, eres bueno, escribe para mi.

Cuando supe que los habitantes de mi blog pasaban por mi casa con la indiferencia de un lerdo, me enfadé. Terriblemente. Los buscadores mandan tráfico muerto, igual que la gente que pasa delante del escaparate de una relojería. Desde dentro tienes la sensación de que miran, pero pocos entran y menos aún compran.

Todo ello por pretender mejorar. Antes contaba historias, ahora quiero contarlas bien. Para ello, y sin una cultura lingüística, siendo un pésimo lector, arbitrario y poco dado a seguir el rumbo de lo establecido como bueno, lo que antes era pan comido se ha convertido en un galimatías en el que no sé si lo que escribo está bien o es una puta mierda. Quiero que quede constancia que he leído escritores consagrados que escriben mucho peor que yo, y que he leído en los alrededores de este blog, relatos magníficos que merecerían estar en los altares de la literatura.

Hay dos cosas que me apetece hacer. La primera, felicitar por su blog a mi querida Aliere, y decirla que acepto el reto y contestaré a su meme. Es tal la putada, que se me erizan los vellos pero cumpliré. La segunda, por mi querido y admirado Gustavo Tisera, que me sugirió que rematara el último post. Lo haré con el mejor humor que pueda.

Para terminar, deciros que no sé si el instigador seguirá instigando. Lo más probable es que no, pero con total seguridad, Martín seguirá escribiendo. Si alguno quiere seguir mis andanzas, encontrará la manera de hallarme porque yo seguiré visitando su casa.

A los que reciben mis relatos por email, que no se preocupen. Los seguirán recibiendo aunque cambie de nombre, de estilo o de sexo. Hasta que me manden directamente a la carpeta de spam.

Besos y abrazos para todos.

42 comentarios:

Carmen dijo...

Aquí tienes mi abrazo. Como siempre.
Te digo lo que tú me dijiste a mí una vez: Silba.
Entiendo tu decisión y no me siento triste porque sé que seguiremos en contacto. El que lo llevará peor será mi amigo Diego, un lector tuyo en la sombra a quien su pánico escénico le impide mostrar su anónima admiración.

Tal vez sean esos lectores a los que ahora debes encontrar.

Yo, por el momento, sigo.

Avellaneda dijo...

Pues no puedo decirte más de lo ya dicho, que es una decisión respetable aunque me va a resultar raro no volver a escribir en el rincón del Instigador.
Recibiré en mi mail tus escritos porque eso es lo que quiero, saber que sigues escribiendo porque, bajo mi criterio, tienes materia prima de la buena y me encanta tu tono irónico y todo ese dominio de las palabras.
Seguiremos en contacto, no te quepa la menor duda
Un beso enorme, amigo

Andrés dijo...

Dear Martin,

todos sabemos que el negocio está en un momento flojo; que lo que hace un año nos ponía eufóricos ahora nos hace preguntarnos ¿porqué? después de cada post. Por eso entiendo lo que dices y lo que haces, de veras: pero creo que cometiste un error de bulto, del que creo que ya hablamos entonces: mirar las estadísticas, ¿para qué? El escaparatista, qué quiere... ¿que le miren el escaparate, o le compren el producto? Pues eso; pero no debes decaer: el saldo de ventas de tu producto fue notable, te lo digo desde fuera; lo que pasa es... que desde dentro no hay Dios que lo compute de forma científica, todo se va en intuiciones epidérmicas, y ahí es donde te encuentras contigo mismo, y ahí (precisamente) está la magia de este medio. ¿Cómo te hemos de esperar, en nuestras páginas -el tiempo que duren-, cómo te enlazaremos -con qué nombre- con este insigne y brillante polemista canalla que fuiste aquí? Haz algo para que, en ese momento, podamos cada uno establecer el vínculo. Fuerte abrazo ;D

raindrop dijo...

Cuando zarpas de puerto y te adentras en la blogosfera, lo haces con ese puntito de euforia y tienes la sensación de que vas a descubrir las américas... Luego, te das cuenta de que toda una flotilla te acompaña en el viaje y cada uno con sus motivaciones y propósitos diferentes (o matizablemente distintos). Pero nos vamos acompañando.
Ahora que, pasado el tiempo, veo cómo tantos de los acompañantes van reculando en su propósito de alcanzar el plus ultra, me voy cuestionando si los que vamos quedando no seremos realmente unos locos que aún no se han dado cuenta de que la tierra es plana y allá no hay más que un abismo por el que despeñarse...

Aun así, nos vemos a la vuelta :D

un fuerte abrazo

EL INSTIGADOR dijo...

Carmen: silbaré, no lo dudes. Dile a Diego que dejar de instigar no significa dejar de escribir. Se va a acabar la exposición y te la vas a perder. Ya estás pillando billete a Atocha.

Besos

Avellaneda: cuando te entre el gusanillo de escribir, es dificil dejarlo. Se me han juntado algunas cosas que prefiero separar. Volver a empezar pero con nuevas propuestas. Algo así como El Instigador Revisited.

Besos

Andrés: la falta de público ha sido el detonante. Todo esto estaba meditado aunque no me atrevía a dar el paso.

Cuando conozco a alguien interesante imagino dónde y qué comería con él, y desde el primer momento supe donde te llevaría. A Sepúlveda (precioso pueblo), a comer un glorioso lechazo con una ensalada y una botella de Pago de Carraovejas, tan anciana como fuera posible.

Ya sabes, la oferta está en pie.

Abrazos.

Raindrop: quiero cambiar el rumbo, no abandonar el barco. Dejar de ser el personaje que me he creado y que ahora me aprieta el nudo de la corbata. A los amigos de siempre os tendré al corriente de mis andanzas.

Un fuerta abrazo.

d2 dijo...

Siempre hubo un ritual. Yo escribía, publicaba y luego o al día siguiente, al regresar a casas después de la cenar: Leer. Alma, Tormento, Soloyo, Nikté, Mangeles, Delirium y El INSTI …. y luego con la carcajada, la sonrisa o la lagrima puesta casi dos horas de tertulia con la gente de casa y los amigos comentando… Lo que nos ha gustado, lo que no, y hasta pactando los comentarios… Ya no queda nada.

Andrés dijo...

Dear Martin,

me sorprende que hables de falta de público con ... ¡25 comentarios -que no visitas- que tenías de media a cada post!

Recojo el guante: Pago de Carraovejas era uno de los vinos preferidos de mi padre, y Sepúlveda uno de mis pueblos preferidos de Segovia, más que el archisobado Pedraza.

Aunque... también (y no en vez de... pero por si aquéllo quedara fuera de mis recorridos) ¿porqué no una cerveza bien fresquita en una buena terraza al aire libre del barrio de Chamberí, Madrid?).

PS/ ¿Dónde está tu dirección mail en esta página? Saludos. AM

Luna dijo...

Buenos días.
Soy una de las hijas de la nada que lee desde hace mucho tiempo y no opina.
Tengo una fea costumbre; leer un blog desde sus inicios.
Ahora comenta lo de los 25 y sin embargo en el 2007, tiene muchos artículo donde no hay ni un comentario y no me parece que le preocupara, se nota una ilusión enorme en todo lo que entonces escribía.
Me gustaría que escribiera con aquella ilusión y frescura sin preocuparse de lo demás.

Si piensa darme unos cuantos tortazos, avise primero para ponerme el casco.

Saludos

Tormento dijo...

Coño!!

Espera, que deshago la maleta, me bebo un gin-tonic para reponerme del susto y te releo y te respondo...

Joer...
Toma un besejo pal camino!

S.C. dijo...

Bueno Instigador. Aquí tienes mi correo para seguir tus andanzas: scarabias arroba terra punto es.
Estoy de acuerdo con tus reflexiones. Esto de los blogs, parece que sí, pero no. Demasiado rápido, demasiado comentario de cortesía y a veces demasiado chupapollismo. Aunque de esto último nunca es demasiado.
Te podías pagar unos combinados ahora que cierras el chiringuito, ¿no?

tuhenmanoquetele dijo...

¡A la paz de Dios!

Hay que joderse con la crisis y el pesimismo.
Mira, yo tengo una rara afición que consiste en visitar blogs al azar. Le pegas al botón que pone "siguiente blog" arriba de la página y te lleva a cualquier blog de cualquier país de los de Blogger. De esta forma he visitado cientos y cientos de ellos y te puedo asegurar que los hay llenos de contenido como vídeos, imágenes, descargas, música... y la inmensa mayoría 0 comentarios aunque lleven años publicando; también los hay muy meritorios que consiguen muchos seguidores e imagino bastantes visitas pero por norma general sus contenidos son exclusivos y de temáticas bastante específicas.
En tu caso más sencillo no lo puedes hacer, ni fotos ni nada (que por otro lado me parece muy bien), con lo que a simple vista es un blog un poco anodino, pero si el que aterriza aquí tiene la ocurrencia de ponerse a leer seguramente quede sorprendido y quizá quede enganchado.
Los que te seguimos pensamos que lo que haces es muy bueno ¿Lo has empezado a dudar tú?.
Entiendo que quieras que tus escritos lleguen a mas gente pero eso se consigue con constancia y un toque de fortuna que puede llegar de mil formas distintas, pero lo importante es que tu creas que lo que haces es bueno.

Espero que des marcha atrás en tu decisión y podamos seguir disfrutando con El Instigador.

Saludos... y perdón por el rollo

LLop dijo...

Bueno yo entré y compré y de eso hace muy poco tiempo. Una pena tu desanimo.

EL INSTIGADOR dijo...

D2: Miguel, brodel, es un cambio de piel. Este personaje me está asfixiando y tengo que librarme de él. Seguiré en la brecha, aunque tengo que inventarme una identidad nueva.

Abrazos.

Andrés: Justo en mi barrio. ¿La dirección? debajo de mi foto, pero por si acaso: el_instigador@yahoo.es
Conozco buenos sitios pero puedo dejarte la elección para descubrir tu lado madrileño.

Abrazos.

Luna: en aquellos tiempos, cada post era un dilema. Siempre era el último y escribía el siguiente porque alguien me animaba a seguir. Meses duros con un lector por todo capital.

Al quitarme de encima el personaje, lo que pretendo es volver a escribir cómo me de la gana, igual que entonces, porque ahora sé cómo funciona esto y qué puedo esperar.

Besos

EL INSTIGADOR dijo...

Tormento: com mucho hielo, que hace mucho calor y andarás sofocada.

Kisses


Mihenmanoquemele: Dudo de todo. Contigo tengo la suerte de tener tu número y contarte el asunto, pero te resumo: si un disfraz te pica, lo mejor es prescindir de él.

Nos vemoss.

Llop: Gracias por el comentario. Seguiré vivo.

Tormento dijo...

Vamos a ver, hijomío de mis entrepaños...

Realmente, cada una de tus frases merece ser respondida, pero me voy a quedar con algo que me ha hecho una gracia tremenda.
Y aviso: este comentario va a ser largo de cojones, así que si lo consideras, puedes dejar de leer aquí.

Tuve un amante que tenía más de trescientas visitas diarias. A su blog, no jodamos, eh?
Se cargó el blog, harto de devanarse los sesos, porque escribía para los otros, y no se gustaba "perdiendo" el tiempo para entretener a terceros. Nunca nada era suficiente.
El blog era magnífico en fondo y forma. Y como no pienso dar más pistas, ahí te quedas.

Yo, que hoy en día puede que no supere ni los diez comentarios, ni agobio que me entra, tuve un blog que superaba las cien visitas seis días de cada siete. Escribía A DIARIO, y nunca bajaron los comentarios de una docenita, y como guardo copia te lo puedo demostrar.
El contador de visitas, o de estadísticas, es una gilipollez como la copa de un pino. Porque lo que yo he escrito y me ha parecido hermoso y potente pasó desapercibido siempre. Sin embargo, cuando me mostré (de forma real o ficticia, eso da igual porque sólo yo sé cuándo lo uno y cuándo lo otro) rasgándome las vestiduras, doliéndome, llorando y enseñando las entrañas, las visitas se multiplicaban, los comentarios se disparaban de forma alarmante, y llegas a la conclusión de que ESO no es lo que quieres. Incendié el bosque, y no me arrepiento, aunque añoro algunos símiles francamente útiles.
Lo que quieres (y tú también, querido, tú también) es escribir bien. Con su minuto de gloria, vale. Pero mejor tres comentarios de calidad que cien compasivos personajes salidos del aburrimiento cibernético, que no?

Harás lo que quieras, lo que te salga de la puntalnardo, que pa eso está, entre otros placeres. Pero yo quiero que sepas que a mí me has estimulado el magín, me has hecho reir y se me ha caído la baba leyéndote.
Y si eso es chupapollismo, pues ahí tienes tu ración.

Por cierto... me encantaría que me explicaras quién barema, cuantifica y mide quién es buen lector... si yo te cuento cómo y cuánto leo me denunciarías por catastrófica. Aquí lo que vale es que te lleguen las cosas y que tus cosas nos lleguen a nosotros. Y de lo segundo doy fe.

Y acuérdate de todos los que te leemos desde el google reader y demás "pogramas" que no dejan rastro.
Préndele fuego al contador de visitas con alguno de los mecheros que aún conservas románticamente, y DISFRUTA escribiendo.
Na más.
Un besazo enorme, y hagas lo que hagas, mucha mierda.

aliere dijo...

Vaya, jamás pensé que un blog pudiera doler, como un brazo o la oreja izquierda :(

Siento no haber respondido antes, pero tengo problemas técnicos y tengo que hacerlo desde ordenador ajeno. En cuanto pueda te contestaré también por email. Por ahora, un rollazo para empezar:

Comprendo tu reflexión. Algo tiene este medio que nos engancha, y si me permites, te cuento brevemente mi propia experiencia. Una amiga me sugirió hacer un blog, porque en lugar de mandar las típicas cadenas sobre los gatitos embotellados y demas giliflauteces, me devanaba los sesos escribiendo o buscando cosas interesantes que enviar. En su nacimiento sólo 2 personas conocieron su existencia, pues impedí hasta que lo indexara google. Quería escribir por el mero placer de hacerlo.

Pero con el tiempo... decidí hacerlo público. Porque uno no sabe si lo que escribe es bueno, si interesa o no a otros, y porque supongo que necesitamos un espejo en el que reflejarnos en forma de comentario de los demás.

Es el día de hoy en que estoy realmente peor que tú, pues no tengo muchos lectores y menos aún comentaristas. Además a la mayoría los conozco personalmente. También sufro esa paradoja de que cuando creo que mejor escribo, cuando hablo de algo que me interesa de verdad... no tengo apenas comentarios. Sin embargo, estoy orgullosa, porque prefiero un solo comentario inteligente que cientos de "meneos" de esos aborregados y anónimos.

Luego llega el día en que descubres por allá arriba en la caja de herramientas del blog que tienes un seguidor. ¿Cómorrr? ¿Que hay alguien que ha leído mis chuminadas y encima quiere repetir? Pues sí, eras tú, Martín. Yo me había hecho seguidora del tuyo pero no me había atrevido a dejar ningún comentario por mi maldita timidez. ¡Menuda vergüenza!

Descubrí tu blog un día en el de Zafferano. Me gustaba tu manera de comentar y me picó mucho la curiosidad. Así llegué hasta aquí, y sólo lamento que haya sido por tan poco tiempo, porque desde entonces he esperado con impaciencia tus posts, me he asombrado con tu imaginación y dominio de la narrativa, me he reído y me he devanado los sesos para intentar dejar un comentario a la altura de lo que tú escribías.

Lamentaré que el Instigador se vaya, igual que lo echaré de menos en mi blog (¿he recalcado ya que no tengo muchos comentaristas? jejeje). Pero antes de cerrar el chiringo... ¿qué tengo que hacer para que me sigan llegando tus escritos bajo tu nuevo disfraz? Ah, y te recomiendo el de Blancanieves, que ese seguro que no pica :P

Un abrazo y gracias por seguir con el reto. Si de verdad es tal la putada olvídalo y escribe sobre lo que gustes.

Andrés dijo...

Vaya: si es un perro me muerde (la dirección mail); te escribiré antes de mi próximo viaje a Madrid (que, de momento, no sé cuándo será). Si tu cambio de disfraz incluye un cambio de dirección digital, avísame a través de MI.WEB > CONTACTO.

Y si puedo entrometerme en lo que hablas con los demás: siempre pensé que el disfraz en la red era un arma de doble filo; desde el principio decidí prescindir de ello y mostrarme con una muletilla a lo curro.romero, es decir a cuerpo gentil. Sufrí un tiempo, lo sabes, por tenerlo asociado a mi actividad profesional, pero a día de hoy, te puedo decir que ni me arrepiento ni me retracto. For your information I was born in Chamberí, así que te sorprenderé. ¡hasta muy pronto! (y adelante con elblogdemartin.blogspot.com)

d2 dijo...

Lo bueno de que seas un capullo mamón te marches y nos dejes sin tu blog, es que he podido leer algo tan genial de Tormento. No sé como después de leer esto tienes pelotas para irte.

Tormento dijo...

ESO!
Gracias, Dedos!! Acabaré pidiéndote matrimonio, y llevo amenazándote meses...

CÁSATE CONMIGO!!!
Y PAU TAMBIÉN... total, no sé quién de todos es más atípico, y joderíamos sólo una casa!!

Ay, señó...
Por cierto... es un momento extraordinario para acordarme de decir que A BUENAS HORAS VOY YO A ENTERARME DE CÓMO TE LLAMAS!!

Y de que te gusta el Pago de Carraovejas... joder, eso hay que mojarlo, con o sin blog!!
Yo lo cato, tú lo pagas.
Beso, locos!

samuel dijo...

No te vayas. Entiendo el vertigo que se siente, lo quieres hacer mejor, ofrecer lo mejor de ti, y cuanto mas lo quieres mas presion te pones. Pero creeme, no es tan facil que la gente entre a leer, leer de verdad y tu blog es uno de esos. Existen libros de muchisima peor calidad que lo que se lee aqui y en blogs amigos tuyos. Si sigues escribiendo con otro nombre yo tambien quisiera seguirte en tus escritos. Un abrazo.

EL INSTIGADOR dijo...

Toemento: mira que me he puesto serio y no puedo contigo. Sencillamente me descojono de la risa. Eres genial.

Lo que soy os lo debo a todos vosotros. Como no estoy contento con el disfraz y pienso que este formato está obsoleto, quiero abrir una nueva via. SI, COÑO. QUIERO INTENTAR ESCRIBIR BIEN. ALGO MAS LARGO QUE NO ACABE EN DOS PAGINAS.

Joder, ya lo he dicho.

Creo que escribiré un post para contestaros a todos, que me vais a volver gilipollas.

Eres de ese tipo de mujer con la que me iría a una isla desierta, pero estando al otro lado. ¡Qué caracter!

Gracias guapa.

Tormento dijo...

Aaaahhhhhh!!! Que era esooooooo...

Vale... bienvenido al club.
Te deparo quebraderos de cabeza y sinsabores varios, se parece a la paternidad pero con el tiempo limitado, lo cual tiene sus ventajas :)
Pues lo dicho, mucha mierda y que las musas te pillen, aunque sea en bragas.

Que digo que lo de la isla desierta no es mal plan, pero si te vas a la otra punta te vas a dejar el presupuesto de conchas marinas y caracolillos en los bonobuses, majo.

Un beso!!

d2 dijo...

Es totalmente indecente… Ya sé que siempre pasa con los mejores amigos, al final se lían y, con el mayor de los descaros quedan delante de uno para inmensas guarradas en una isla desierta…. Ya me lo decía el Pau… no los presentes que estos dos son unas víboras…
Por mi liaros y escribid mil libros con un éxito del carajo… Yo lloraré y me haré critico literario y os joderé mogollón

Xiketä dijo...

Pasaba casualmente por aquí y veo algo parecido a una despedida...
Te entiendo, entiendo lo que se siente, y lo describes mejor de lo que yo en su día lo hice.

Espero que pueda leer algo tuyo alguna vez más, o por lo menos, a ver si el Facebook famoso nos mantiene en contacto.

Un abrazo!!

Carmen dijo...

Se me olvidaba decirte que espero que esto no sea otro apagón del farolillo del vértice de aquel espontáneo triángulo que se creó hace más de un año. Por cierto, si nos lee... ¡que se manifieste y diga algo!

Yo a mi isla desierta te llevaría a ti, a Sam, a Raindrop y "al que tú ya sabes", ¡anda que no se iba a poner contento!. Con una motora al continente de vez en cuando, eso sí. Y no me olvidaría las lentillas, por eso de no confudiros.

Besos a mil

EL INSTIGADOR dijo...

Aliere: conozco la sensación de soledad de los comienzos. Gracias por tus palabras. No te preocupes. Cuando empiece de nuevo te lo haré saber.

Besazos.

Andrés: así que chamberilero, jeje. El disfraz es una putada, sobre todo cuando has mezclado realidad y ficción.

Te puedes imaginar que cuando tenga nueva identidad lo diré a quienes aprecio, y te aseguro que estás entre ellos.

Fuerte abrazo.

D2: esta jodida niña es así. Es cojonuda cuando se pone tremenda.

Abrazos

EL INSTIGADOR dijo...

Tormento: Vino pagado. Elige el momento.

Besos

D2: es una cuestión cibernética. No te pongas celosón que a tormento no hay quien le toque a du deditos.

Samuel: No me voy. Me mudo. Buscaré una identidad nueva, un formato diferente y os avisaré.

Abrazos.

Xiketä : No es una despedida. Solo un cambio de horizonte. Estará en facebook, don´t worry.

Besos.

Carmen: nada que ver con aquello. Lo que no sé es el tiempo que tardaré en encontar otra identidad. ¿Contigo a una isla desierta? Si, pero preferiría algo más animado, aunque coincido con los compañeros. No sé si nos lee. En cuanto a lo de "se manifieste" ma ha parecido notar que tienes un tonillo de guija. ¿No serás medium, verdad?

Besos

Tormento dijo...

joé, que aquí hay montado poco menos que un chat y me lo estaba perdiendo!!

Oye, DEDIS, nomejodas que te he pedido matrimonio!!
Ante la callada DOBLEEEE, me pido un vinazo, ya sabes... dame pan y dime tonto :P

INSTI, que no se te olvide elegir una isla con ñus.. por aquello del cutis, ya sabes... y que sean machos!!

Cuídense todos, hermosos míos.
Besos variados.

Anónimo dijo...

Buenas, Martin.

Desde que me diste la direccion de tus pensamientos electronicos hasta el dia de hoy, no te había leido realmente. Digo realmente, porque como dicen en Amanece que no es poco, un mal lector puede joder un libro, y eso es lo que me pasó a mi. No suelo navegar, ni leer blogs, ni meterme mucho en los mares electronicos, ni siquiera para pescar algo de lujuria de baratillo.
Supongo que hace tiempo que no estaba al pairo en mi vida como para apreciar nada que requiriera un mínimo de concentracion.Si hasta abandoné a Patrick O´Brian por la lectura de insipidos convenios a ninguna parte!
Pero hoy lo tuve y me descubro ante tí.Chapó por el qué pero sobre todo el cómo.
Curioso que conozca al instigador al final de su vida, o de esta etapa de su vida, pero me da a mi que el instigador puede volver, porque me da que el instigador es en buena parte un estado de animo, mas que un personaje.Puede volver aunque no sea ya nunca el mismo.
Creo que si la vida me deja nos vemos donde siempre si llego a tiempo de verte.
Un abrazo
El camarero del ayer

EL INSTIGADOR dijo...

Tormento: cuidado con d2 que ya es mayor y tiene mucha experiencia. Si no ha querido casarse contigo, por algo será. Bruja... jeje.

Besos.

Anónimo: si eres quien pienso... no pasa nada. Si no.. tampoco pasa nada. Seguiré contando paridas aunque tú no me enseñes tus poemas.

Abrazos o besos

Tormento dijo...

Dios mío!! Es mayor??? Por qué no me lo dijiste antes, capullo de alhelí??
Menos mal que me dió la callada por respuesta, no me veo lidiando con disfunciones eréctiles y demás miserias propias de la edad!

Ahora sí, ahora ya podéis dejar lo de tremenda, bruja y tal y llamarme cabrona sin miramientos... joé, qué gusto me he pegao soltando lo de ahí arriba :P

Besos!!

d2 dijo...

¿Será cabrona la bruja…? Y tú ¿tenias que hablar de mi edad?? ¿te he hecho algo aparte de admirarte y cabrearme contigo porque eres un vago y escribes muy poco?... Yo a ella siempre la he llamado SEÑORA y con muchísimo respeto… bueno, sí, me he reído de ella a carcajadas pero muy por lo bajito y sin animo de ofenderla… bueno aun me rio pero es solo por lo del pedo… y es mas por culpa del Pau que imprimió su entrada y se puso en el suelo a retorcerse siguiendo las instrucciones, pero Pau hace el ruido del pedo como si se lo hubiera tirado… NO entiendo porque tiene que hablar de mi disfunción eréctil… Ya sabe ella que con el ginseng me acuerdo de donde está la viagra y todo resuelto…

Tormento dijo...

HAZLE UNA FOTO AL PAU!!

Me parto.
Acabaremos a garrotazos, pero qué divertido, chicos!!

Pau, cuidado con las lumbares!!

Besos!!

SOLOYO dijo...

Ay Instigador! Ay Martín! No sabes lo bien que te entiendo! Hace tiempo que yo me resigné a que mi bloog sería simplemente algo que tras el tiempo me gustará tener y releer... Creo que nuestras intenciones literarias y nuetro ego en busca de fans se ve alimentado, se engancha al blog, hasta que de pronto te empiezan a faltar los comentarios, algunos de los más allegados ya ni te leen y de los que creiste fans incondicionales... bueno, algunos por amistad, otros para que les devuelvas la visita... y al final son tan pocos los que ves que te siguen por gusto por tu literatura... jajaja... jo, creo que animarte no te estoy animando, aunque dicen que mal de muchos... Me alegra tenerte en facebook ya que así sé que al menos no te perderé la pista.
Un abrazo!

Tamara dijo...

Querido Martín,
Hago tu comentario número 35, y espero que te llegue, porque no escribo mucho últimamente, pero tengo especial interés en darte las gracias. Gracias por tu talento, por haberme hecho disfrutar tanto, por no aburrirme nunca (lo siento, eso es así), por atreverte a compartir una aventura literaria, y por ser tan valiente de escribir este post. A todos nos gusta que nos lean muchos, que nos desborden las visitas y nos comenten con entusiastas palabras, pero el placer de escribir está en el mismo acto de hacerlo, el acto de crear. Lo demás es vanidad, que a todos nos pincha, pero no es buena compañera para escribir. También es cierto que los blogs pueden atormentar y asfixiar, establecen una especie de tiranía con sus ritmos claramente medidos en secuencia, somos gente amiga y poco dada a la crítica feroz. Por mi parte, nunca he dejado de leer lo que me gusta. Ocurre que no tengo mucho tiempo ahora, y por eso reduzco mis comentarios al máximo, pero como con los libros, leo y devoro lo que me gusta, aunque sea en silencio. Por eso mismo, te pido tener la oportunidad de seguir leyéndote, como hago con los que más me gustan, y si estando suscrita a tus post lo haré, pues perfecto.
Y espero que tengas a bien quedar con las dos locas de Villaverde una tarde de estas a tomar un vinito, ¿eh?
Muchos besos y un fuerte abrazo, amigo.

mera dijo...

Hablamos de lo que nos gusta, escribimos porque nos gusta hacerlo. Soy un albañil afuncionariado que leyó más de lo que lo hace y que le gusta leerte y escribir de lo que me da la gana. En la "oladevigo" sección ilustrisima de www.puertodevigo.com me aceptan una colaboración una vez al més, lo hago porque es una página de empresarios y esta bien que paguen para que los pongan a parir una vez al mes, es como ir de putas, con esa frecuencia no es pecado... Todo el mundo compra libros pero no los lee. Lo escrito escrito queda, hacerlo es placer y si no te leen es su problema y tu eres un buen e imaginativo escritor. No son visitas de S. Google los que leen. Un abrazo y visita a mi confesor...

MORGANA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
abuenashoras dijo...

Hola Instigador,
Hacía tiempo que no te leía por aquello de las restricciones; hoy por fin entro en tu casa y me encuentro con que tu te vas.Me quedo fatal porque soy una de tus primeras seguidoras; aunque casi nunca escribí un comentario, por aquello de la timidez, quiero que sepas que esperaba ansiosa tus relatos que, unas veces me divertían y otras me hacían reflexionar. Por eso te voy a echar muchísimo de menos.
Ya procuraré enterarme de como seguir tus escritos.
Besos y hasta siempre.
A buenas horas me atrevo yo a poner mi comentario.

SIB dijo...

Despistada que anda una últimamente de la crónica social, pero coño...nos dejas?? eso es una faena de las grandes¡
Entiendo tus motivos aunque (puedes reñirme si quieres)me parece un tirar la toalla por puro dolor de ego, si a todos nos pasa sobre todo a mi cuando escribo o escribía y me dejaba la piel en ello y tenía 3 comentarios como mucho, pero sabes?? y a mi que más me da lo mucho o lo poco? lo lejos o lo cerca?, esto es un hobby una afición y si por el camino vamos cruzándonos con gente estupenda, como es el caso, me siento pagadisima, agradecida y encima acompañada.
En este caso no te aplaudo, no te paso la mano por el lomo dándote esa razón que creo no tienes.
Nos dejas a los que te seguíamos incondicionalmente a los que apretamos un botoncito para hacernos seguidores de tu blog, aunque tú no siguieras el nuestro...
Insti, me has cabreado y creo que queda evidencia de ello.
Por supuesto que te respeto muchisimo, pero cerrar el garito cuando la calidad que ofrecias era magnifica porque no te dieran mucha propina, no es demasiado justo para los que nos volviamos locos con tus tapas y cañas¡¡¡
Ays...espero que no te enfades es pura rabia de ver que te vas.
Se te quiere , ya lo sabes.
Un beso.

francisca dijo...

todos, creo, nos alejamos, nos vamos y regresamos. Me refiero a estos espacios que alguien los llamó blogs y que son como espejo del ego pero un poco menos descarado (tu ya los ha explicado).

También a veces sólo leemos y no comentamos, otras no vistimos ni comentamos y las menos no escribimos; pero además supongo que hay quienes comentan, dejan flores y no leen...¿cuál es más culpable de la decepción del autor? ¿se puede considerar a alguien que hace eso un traidor?

Como sea, hoy vengo por acá no para leerte sino sólo para dejarte un abrazo (que lo recibirás a tu regreso, si es que andas de vacaciones)

un beso,

Zafferano dijo...

Pero bueno! Me alejo unos cuantos meses de nada y al volver me encuentro con esto! Si tú ya escribes bien Insti! Sin faltas y sin nada... Qué más quieres...!
En fin, tú mismo, seguiré pasando a ver si descubro dónde estás!

Un beso enorme!

maría mariuki dijo...

Me he propuesto comentar casi todos tus post. No sé si servirá de algo pero mi intención es que continúes con el blog. Escribes muy bien, y no lo digo yo sola, ahí tienes los 41 comentarios anteriores. No quiero que suene como una amenaza, que lo es completamente, pero desde que sigo a Javier Marías no han hecho más que lloverle premios. Un saludo.